Para jardines domésticos de pequeñas o medianas dimensiones, el cortacésped eléctrico es la alternativa perfecta. Sobre todo, si el terreno no cuenta con demasiados árboles, piedras u otros obstáculos más o menos difíciles de esquivar.

Puedes elegir entre los cortacéspedes eléctricos más ligeros y básicos o los que ofrecen prácticamente los mismos resultados que los de gasolina. Todos ellos realizarán su trabajo con eficacia, pero estos últimos te proporcionarán unos niveles de robustez y potencia que seguro que no esperas de los cortacéspedes eléctricos. 

Mientras que, por su parte, la versión más sencilla del cortacésped eléctrico te resultará mucho más manejable y cómoda.