¿Estás buscando un cortacésped para usarlo en un jardín de dimensiones considerables? ¿Quieres una máquina que te ayude con el cuidado y mantenimiento de tu parcela sin que para manejarla tengas que realizar grandes esfuerzos físicos? Entonces, lo tuyo es el cortacésped autopropulsado.

Imagina: tú tienes el control, eliges en cada momento qué hacer y adónde dirigirte, pero no es necesario que empujes tu cortacésped de forma continua para que este avance hacia tus objetivos.

Muchas veces, el avance autopropulsado es una función más de la máquina, que también permite el movimiento manual. Otras, en cambio, los cortacéspedes se diseñan de cero únicamente con esta característica.