Si necesitas mover grandes cantidades de agua, no lo dudes: necesitas una motobomba. Esta es sin lugar a dudas la herramienta que te ayudará a llevar a cabo esta labor en cualquier contexto: para uso doméstico, en piscinas o en situaciones de emergencia, por ejemplo para extraer agua sucia.

Eso sí, antes de elegir entre una de estas motobombas, presta atención a cuestiones como la presión, el caudal o la altura. Y si lo que te conviene son motobombas de superficie, sumergibles, de presión o de achique. Porque tanto el escenario como la tarea que deseas realizar influirán en la decisión final.