La escarificación es una tarea que no todo el mundo tiene igual de presente a la hora de planificar el mantenimiento de su jardín. Sin embargo, proporciona importantes beneficios.

Los escarificadores para jardín se encargan de cortar ligeramente el césped para después recoger los restos que se han ido depositando sobre la superficie de la tierra. Con este sencillo mecanismo, lo que se consigue es oxigenar el terreno, para que el césped pueda absorber muchos más nutrientes.

¡Un consejo! Si quieres escarificar para que el césped vuelva a crecer sano y renovado, hazlo preferiblemente en primavera. Es la mejor época.