No lo pienses más: si acabas de aterrizar en el mundo forestal o de la jardinería, lo mejor es que empieces eligiendo motosierras eléctricas. Estas máquinas, comparadas con las motosierras de gasolina, son mucho más manejables, fáciles de usar y económicas de mantener y reparar. 

En resumen, con las motosierras eléctricas te aseguras un buen resultado con las mínimas complicaciones. Son ideales si la frecuencia de uso no es mucha y si el tipo de madera con la que vas a trabajar no es excesivamente dura o ancha.Además, son herramientas que prácticamente cualquiera puede utilizar, por si un día necesitas que te sustituyan en tus tareas de poda, corte, troceo o tala.