Las sierras para troncos son herramientas fundamentales para conseguir que la leña que hemos recolectado y tronzado acabe teniendo el tamaño que necesitamos. Porque de poco servirá tener montones de leña en el jardín, si después no podemos introducirlos en la chimenea, ¿verdad?

Con la ayuda de un motor, un caballete y un disco de corte, la sierra para troncos se encargará de dividir tu leña en pedazos más pequeños. La dimensión exacta la eliges tú, gracias al tope regulable con el que cuenta la máquina, que te servirá para marcar el límite de corte.

En definitiva, las sierras para troncos son máquinas seguras que te hacen el trabajo de corte mucho más fácil.